El Atlas de Peligros Geológicos, es un instrumento que permite establecer herramientas de prevención, reducción y mitigación de peligros, riesgos y mitigación de siniestros.

Sirve para informar a la población sobre los peligros y riesgos a los que está expuesta, también para generar un esquema normativo para la toma de actitudes responsables en la planeación y desarrollo de los asentamientos humanos.

Su enfoque formativo, es la de ser una herramienta de fomento a la cultura de seguridad de la población, que permita su involucramiento corresponsable en la toma de actitudes de prevención y de actuación responsable como primer afectado.

Su posición reveladora, es la de ser una herramienta de fácil información a la población sobre los peligros y riesgos a los que está expuesta, generando un esquema básico de entendimiento global.

Su lugar normativo, ser un instrumento de planeación estratégica para lograr el mejor desarrollo integral del estado, municipio o comunidad, estableciendo acciones legales que permitan la mitigación de peligros, riesgos y siniestros.

 

La integración de la información disponible de peligros y riesgos geológicos que afectan a la entidad apoyada en Sistemas de Información Geográfica, generando cartografía de peligros múltiples, para que la entidad pueda instrumentar de manera responsable, la toma de acciones preventivas, correctivas, de mitigación y/o restauración de los riesgos potenciales.

Objetivos

  • Identificar, zonificar y cuantificar los peligros y riesgos por fenómenos geológicos que afectan a la población, bienes, valores e infraestructura, mediante la generación de una base de datos apoyada con información cartográfica digital previamente validada en campo.
  • Crear un Sistema de Información Geográfica (SIG) confiable, de fácil manejo, el cual permita su actualización permanente, que servirá a las autoridades en materia de Protección Civil, como base para la toma de decisiones preventivas y acciones de mitigación, evitando al máximo las pérdidas económicas y sobre todo la de vidas humanas.
  • Identificar el peligro y riesgo por fenómenos geológicos con respecto a la traza urbana y su infraestructura, así como la propuesta de acciones y obras en zonas identificadas como mitigables y los criterios para determinar las zonas no mitigables.
  • Promover la participación de los diversos sectores de la sociedad, que estén involucradas en la respuesta a contingencias.

 

Tomando como base las descripciones del CENAPRED para la determinación del nivel de riesgo (probabilidad de ocurrencia de daños, pérdidas o efectos indeseables sobre sistemas constituidos por personas, comunidades o sus bienes como consecuencia del impacto de eventos o fenómenos perturbadores), se deben considerar tres factores que son, la intensidad de un peligro o amenaza (en este caso geológico), la susceptibilidad de los sistemas afectables, esto es, los diferentes grados de vulnerabilidad y el valor de los bienes expuestos en las diferentes poblaciones del Estado y a nivel semidetalle de las ocho ciudades designadas por Dirección General de Protección Civil Estatal para su estudio. La combinación de estos factores determina los diferentes valores de riesgo en la siguiente tabla: